Una mudanza conlleva mucho estrés, agobio… y cuando nos hemos decidido a ubicar todos las pertenencias en nuestra nueva casa, puede que imagines que ya está todo terminado, y que tan solo te quedan pequeñas cosas por guardar,pero, ¿en verdad es así?

Realmente no. Aun te quedan unos trámites por efectuar antes de poder ir a visitar el Castillo de Santa Catalina, el museo o la catedral de Jaén. En el siguiente artículo te especificamos que tramites faltan:

Gestiones por elaborar tras una mudanza en Jaen

Para empezar, es fundamental que modifiques el nombre de los contratos de los servicios básicos: agua, gas y electricidad. Si te pasaras del periodo, podría pasar que repentinamente se corte el suministro y eso te origine muchas dificultades. Intenta tener las lecturas de los contadores para tener claro dónde se abre tu consumo. No está de más, mantener una buena relación con el inquilino anterior para no eludir contratiempos en el último segundo. Del mismo modo ¡no pases por alto los contratos de telefonía e Internet!

Posteriormente, recuerda notificar de tu cambio de dirección al Estado. Renueva tu empadronamiento. Corrige el domicilio en la SEPE y otras asociaciones públicas. Puedes pensar que es un trámite prescindible, pero podrías enfrentarte a contratiempos innecesarios si te llegara algún aviso importante.

Para finalizar, recuerda notificarlo a tus familiares y amigos. Averigua qué visitar en Jaen. Acércate a la plaza, iglesia, al parador, la alameda y disfruta con el turismo de tu nueva ciudad. Abarcamos todos los desafíos que puede ocasionar una mudanza en Jaen. No lo dudes y ponte en contacto con nosotros, te guiaremos para hacerlo lo mas fácil y cómodo posible.